Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Crónicas de Argandia | Élite |
Dom Feb 22, 2015 9:14 am por Invitado

» Anime Rol (Afiliación Elite solicitada )
Miér Jul 23, 2014 11:45 am por Invitado

» Heroes of Xandor {Afiliación Normal}-Apertura-
Miér Jul 23, 2014 3:26 am por Invitado

» Comfirmación Elite: Imitation Black
Jue Jul 03, 2014 12:30 am por Invitado

» Naruto Rol [Élite] - ¡Recién abierto!
Dom Jun 29, 2014 12:29 pm por Invitado


Cierre de un ciclo... y comienzo del siguiente [FIC]

Ir abajo

Cierre de un ciclo... y comienzo del siguiente [FIC]

Mensaje por Kougi Shinigami el Sáb Feb 08, 2014 11:08 am

** Un pequeño bote se movilizaba a través del mar, pequeño y sencillo se movía a través de las aguas tranquilas del South blue. A su alrededor un grupo de gaviotas comenzaron a aletear siguiendo su lenta pero segura trayectoria indicándole al señor a cargo del timón de aquella embarcación lo que estaba por suceder. El hombre, de unos 50 y tantos años, afino su mirada buscando algo diferente en el horizonte, sonrió y se rasco su larga barba mescla entre canosa y castaña, “¡Tierra!” fue el grito lleno de satisfacción que dejo escapar con todas las fuerzas de su voz, emocionado de encontrarse en camino a una tierra que no demasiados conocían. Realizo un brusco movimiento al timón y direcciono la proa del barco rumbo a la ciudad desconocida: Centourea.

El ruido de aquel grito provoco que el único tripulante de aquel viaje se despertara un poco molesto, es que estaba disfrutando de una cálida siesta mientras esperaba llegar al puerto y esperaba ser avisado con alguna señal más tranquila… lamentablemente eso no fue lo que sucedió. Lo primero que hiso al despertarse fue sentarse sobre aquella misma cama cucheta en la que descansaba y observo por la ventana, no le gustaba demasiado la idea de tener que desviarse de su objetivo… pero era lo mínimo que podía por la persona que le había traído a la vida, mas aun ante su trágica muerte. Suspiro durante unos momentos y procedió a vestirse con calma.

La pequeña embarcación ya estaba parando en el lugar en cuestión y el hombre de barba abundante se encargaba de anclarla en el puerto mientras que un agotado Gou salía de sus aposentos con un aire de cansancio en su rostro y se dedicaba a echarle un primero espacio a ese país que hasta el momento solo conocía por las historias de su madre. El reino que había sido invadido y devastado por la revolución por el bien de la causa y una de las grandes victorias frente al gobierno mundial… al parecer era una zona que todavía mantenían y uno de los orgullos de todos los que pertenecían a ese movimiento, incluso su amada y difunta madre.
El joven de cabellos oscuros tomo un pequeño bolso de un compartimiento y observo su contenido por unos instantes: un listón para el cabello, un kunai shinobi y un hermoso collar dorado debían reemplazar o significar el cuerpo y alma de una mujer que había muerto de una forma cruel y humillante. Eso era lo único que le quedaba de ella y con esos objetos debía tratar de honrar su muerte ya que no había sido capaz de defenderla en su momento… pero bueno, al menos tenia la suerte de darse ese lujo antes de inducirse en su viaje de completa oscuridad que cambiaria el mundo.


~~ Bienvenido a Centourea joven…  Si me permite me gustaría recorrer un poco la zona céntrica, ¿Cuántos días tiene pensado quedarse?  ~~

El hombre mayor detuvo todo el pensamiento del revolucionario mostrándose mucho más alegre de lo que la situación ameritaba y descolocando un poco al joven que simplemente se quedo observándolo entre una mescla de pensativo e indeciso al respecto.

~~ ¿Bienvenido?…  hmnn ya veo ~~

Dijo y dejo escapar otro suspiro para luego caminar hasta el borde del barco y bajar del mismo de un salto sencillo pero útil sin esperar siquiera a que el capitán de aquella embarcación le colocara la escalinata. Al caer sintió sus piernas hacer contacto con la tierra y sonrió un poco, prefería mucho mas la tierra al mar ya que esta le traía ciertos recuerdos negativos. Comenzó a caminar entonces alejándose de aquella embarcación y aquel hombre con una simple respuesta que dejo escapar en su camino mientras elevaba su mano en señal de saludo.

~~ Nos vamos hoy mismo, solo dame unas 2 o 3 horas… ~~

En todos sus años a cargo del barco pocas veces había visto este anciano a un joven tan estructurado como el que había bajado de su barco hacia un momento… ¿Qué historias le abrían deparado sus cortos años? Era algo con lo que solo podía hacer conjeturas, por lo que simplemente despejaría sus dudas con alcohol en alguna cantina cercana y luego se enlistaría para partir nuevamente hacia nuevas tierras. Preparo su bajada mientras pensaba que el mismo se hubiera dedicado más tiempo a pasear por este lugar, después de todo era uno de los secretos del actual mundo. Gruño un poco y lo dejo pasar, tendría sus motivos el joven

Los zapatos de cuero del recientemente nominado comandante revolucionario marcaban el piso y levantaban una pequeña estela de polvo a su paso, sus pantalones de vestir negros y su camisa desabotonada le daban un toque de formalidad que era algo neutralizado luego por el abrigo con lana en su interior que portaba encima. Sus orbes recorrían cada centímetro de aquel nuevo paraje, con el cual simplemente había soñado en su infancia, aun recordaba como si hubiera sucedió ayer aquellas historias que su madre le contaba sobre las batallas épicas que habían librado hombres en búsqueda de la liberación del mundo, grandes y valientes hombres. No lo dudaba, quizás lo fueron… pero esa idolatría que se tenía sobre ellos, como con cualquier otro hombre de guerra simplemente tapaban todo el dolor que se había dejado detrás.

Las calles de aquella zona costera eran, al menos, residuos de lo que había sido una antigua civilización. Muchas de las construcciones allí dadas eran evidentemente edificaciones a medio hacer o con ciertos derrumbes y damnificaciones en algunas partes, señales que si bien se habían recuperado de la guerra no tenían una prosperidad económica tal como para poder reconstruirse completamente como país. Ese era uno de los mayores problemas de la revolución, podían hacer mucho con el destino del mundo, eran gente con poder pero no tenían ni de cerca los recursos que dispone el gobierno mundial. La gente parecía tranquila y feliz en aquellos lugares, pero todos tenían una disposición económica promedio, ropa no demasiado elegante y se veía mucho movimiento de gente por las calles a esas horas tempranas de la mañana, lo que demostraba que se trataba de gente trabajadora. Gou llego a preguntarse por un momento ¿De dónde vendrían cada uno de ellos?, ¿Cómo habría sido su relación con la revolución? … todavía trataba de entender que tan positiva o negativa era esta revolución y que era lo que él podía hacer para mejorarla.

El pensamiento absorbió su tiempo y recorrió calles sin rumbo alguno, espectando y buscando el lugar y el momento justo para realizar su obra. Tras bastante caminar logro observar un camino ascendente que conducía a una colina en lo que parecía ser las afueras de esa ciudad costera. Recién en ese momento su mente volvió a su cuerpo, dejo de pensar en la situación de aquel país y volvió a su misión en aquel país, encamino sus pasos por aquel camino sinuoso y lo recorrió recordando en cada paso lo que había sucedido en su niñez… la muerte de su madre, el asesinato de su padre y ese gusto amargo a insatisfacción que le había invadido desde aquel momento, “No fui lo suficientemente hábil” era lo que sentía respecto a ella, quizás el único arrepentimiento que tenia de su vida hasta el momento.

Llego a la cima del camino y decidió separarse del mismo un poco, lo suficiente como para seguir escalando hasta llegar a lo más alto que aquel monte le permitía. La zona era una especie de claro con uno o dos árboles que tenia vista directa a toda la ciudad y a la costa de este país, parecía un buen lugar para descansar pero antes de eso debía hacer algo. Saco del interior de su campera una de sus dagas y comenzó a tallar la madera de unos de los arboles cercanos fabricando con el paso de unos instantes una cruz, una vez que la tuvo echa se acerco a la tierra y comenzó a cavar con sus propias manos un poco de no demasiada profundidad en donde enterró aquellos objetos que tenía en su bolso. Un listón para el cabello, un kunai shinobi y un hermoso collar dorado no podían suplantar la vida de su madre y siquiera podrían implicar un entierro digno… no tenía idea siquiera si ella había pisado esta tierra alguna vez y el no era de creer en el alma y todas esas cosas pero ella solía hacerlo por eso en su nombre coloco aquella cruz sobre ese montículo de tierra con cosas que no se comparaban con la vida perdida.

Tras hacerlo se sentó a su lado y tomo un cigarro del bolsillo superior de su campera, lo llevo a sus labios y lo encendió con el mechero de metal que siempre portaba entre sus ropajes. Cerro sus ojos un instante y le dio un par de pitadas dejando que el aroma intoxicante de su esencia nutriera su ser por unos momentos. Entonces unas pausadas y cortas lagrimas recorrieron su rostro, no las controlaba y no quería que estas estuvieran ahí… pero su corazón seguía siendo humano y sufría en soledad, seguiría sufriendo y cargando con los males de la humanidad si eso era necesario pero para eso debía acabar con esta etapa… con eso que no significaba nada pero significaba algo en los recuerdos que su corazón todavía sostenía.


~~ Mi viaje comenzara ahora… protegeré al mundo… como pueda hacerlo… como no pude hacerlo contigo. Quizás no los proteja a todos, no al menos tanto como me hubiese gustado hacerlo. Probablemente tampoco pueda protegerlos como a ti te hubiese gustado pero aun así obsérvame, con todo el mal que sea necesario sobre mis hombros… quizás termine siendo aun pero de lo que fue mi padre pero… eso es deprimente, solo quería que sepas que…  aunque no hare lo mismo que tu admiro tu lucha, y fuiste mi primer motivo… ahora yo debo recorrer mi propia ruta ~~

Termino de fumar aquel cigarro y otro más le siguió a continuación, unos 3 o 4… para aquel momento había perdido un poco la cuenta de aquellos momentos que decidió pasar en silencio junto a aquel remiendo de tumba. Finalmente apago el ultimo cigarro en su paquete y gruño un poco molesto, las pocas lagrimas que se derramaron se unieron con la tierra y finalmente se disolvieron… como aquellas lagrimas se disolvieron sus sentimientos dentro de su propio ser, ya era hora de continuar su viaje y de construir el futuro con sus propias manos, aunque estas se llenaran de oscuridad.

~~ Lo hiciste bien… descansa… madre ~~

Fueron las últimas palabras que decidió regalarle a aquel pequeño monumento para luego sacudirse el polvo que llevaba en sus ropajes y volver a rumbear su camino directo al puerto, no había otra cosa que le atara a aquel país ni a aquella historia. Solo quedaba aquel gusto amargo en su garganta que poco a poco se disolvía y se transformaba en una sonrisa, se había sacado un peso de encima y se sentía más calmado para poder dedicarse nuevamente a lo que en verdad buscaba. El momento de la verdad estaba cerca y era hora de recorrer los mares. Sus pasos le llevaron a la costa, Le esperaba la sonrisa del marinero que ya lo esperaba  hacia un rato, al parecer había demorado más de lo que esperaba en aquel primer paraje pero no importaba, había valido la pena.

~~ Y, al parecer la ciudad lo entretuvo un poco más de lo esperado ~~

Pregunto el anciano mientras que ambos subían al barco y se preparaban para partir. Gou no contesto al principio, simplemente dejo caer su espalda en una de las bases del barco mientras esperaba que el anciano tuviera todo listo.

~~ Se podría decir de esa forma… en todo caso, es hora de partir ~~

El marinero gruño un poco, esperaba un poco mas de conversación y este pasajero solo le lanzaba evasivas y trataba de cortar las conversaciones.  Finalmente suspiro y sonrió, aunque hablara esas palabras se observaba algo diferente en el rostro del joven… parecía estar sonriendo y de esa manera se mantendría hasta abandonar aquella isla. **
avatar
Kougi Shinigami

humano
comandante revo tirador mecanico

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.