Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Crónicas de Argandia | Élite |
Dom Feb 22, 2015 9:14 am por Invitado

» Anime Rol (Afiliación Elite solicitada )
Miér Jul 23, 2014 11:45 am por Invitado

» Heroes of Xandor {Afiliación Normal}-Apertura-
Miér Jul 23, 2014 3:26 am por Invitado

» Comfirmación Elite: Imitation Black
Jue Jul 03, 2014 12:30 am por Invitado

» Naruto Rol [Élite] - ¡Recién abierto!
Dom Jun 29, 2014 12:29 pm por Invitado


[FIC] El regreso a Loguetown de Bing [Pasado - 19 años]

Ir abajo

[FIC] El regreso a Loguetown de Bing [Pasado - 19 años]

Mensaje por Bing Long el Vie Mar 07, 2014 9:15 pm

Han pasado tres años desde que Bing  tuvo que salir de la isla para entrenar y convertirse en un gran pirata para destruir a cada marine que se encuentre por su camino y lograr un deseo de venganza contra ellos, además de completar su sueño, crear un perfecto Atlas del mundo por lo que volver a la ciudad en que nació, navegando alrededor del Dahai Long y una tripulación que consta de un cocinero, un luchador y una médico exageradamente sensual de apariencia, las gaviotas graznaban con suma fuerza como el día que recién iniciaba y ese puerto que se mostraba imponente y elegante, el portal para aquellos marineros que desean volverse piratas de renombre, pues suele ser su último destino antes de salir a Grand Line, y como si no fuese suficiente es una ciudad que llama mucho al extranjero por ser la ciudad donde nació y donde murió el anterior Rey de los Piratas, Gol D. Roger, portador de algo conocido como el One Piece e iniciador con su deceso de lo que actualmente se conoce como la gran era pirata, manteniendo la calma el joven asiático de ya 19 años de edad, atraca el barco en el muelle mostrando una mirada seria mientras el viento surge de modo agradable hacia su faz haciendo con su impacto danza su cabellera hacia detrás con un leve zigzagueo del mechón que posee alrededor del extremo de su parpado derecho y se extiende  hasta el hueso que determina el final de su esqueleto craneal en su mejilla, quedándose estático por unos minutos no logra percatarse que los tripulantes que le acompañan en su travesía ya han descendido del barco para buscar los suplementos necesarios para ellos y el barco como los expertos en cada tema que cada uno puede ser, sus orbes almendrados casi carmesís se inclinan hacia su izquierda para así observar una pequeña colina que parece algo solitaria, pero la verdad se puede notar una gran cantidad de estatuas y cruces, habituales en un cementerio de estilo occidental, que al igual que toda la ciudad era marcada con ese estilo de ciudad empedrada en sus calles y casas y locales con un estilo que data del medioevo occidental, un estilo que invita muy fácilmente a la ciudad a ser visitada si no fuese por las grandiosas historias que han nacido de esa historia, por lo que simplemente antes de percatarse de todo

-Xi yang… regrese para que veas como mejoro y seguiré mejorando-

En lo que mueve su rostro de babor a estribor es que se da cuenta que él es el único que sigue a bordo del navío, por lo que decide bajar del lugar de mando y se dirige hacia la proa con unos pasos sumamente silenciosos mientras un viento solitario sopla de babor a estribor como quien le quisiera demostrar el que realmente está solo, así que sin preocuparse por ellos se acerca a la borda y elevando su pierna derecha la coloca sobre el mismo para luego inclinar su cuerpo 45 grados hacia delante y colocando su codo derecho en el extremo de su muslo el cual está muy cercano a su, mostrando en su cara una gran determinación como la que pareciese un pirata experimentado, a lo lejos  se puede detallar que en dirección de ese navío se acerca un joven moreno, portando una camisa de cuello en V, de tono carmesí y un jean de tonalidad negra, portando unos zapatos deportivos de color negro, en la altura de su muñeca, una muñequera de tono carmesí su cabellera negra ni siquiera se mueve debido a lo corta de la misma, caminando con pasos cortos pero firmes hasta que llega al muelle, sus orbes negruzcos como el jade japonés, quedando a una distancia de tan solo 10 metros entre él y el barco que mostrando una grata sonrisa le dice con gusto

-Han pasado tres años desde la última vez que te vi… pensé que ya no te vería con vida-

A pesar de las palabras que no mostraban la actitud positiva ante el joven asiático que lo mira con una frialdad y gran fuerza en su aura, que parece no han cambiado en su ser durante esos tres años, por lo que suele dar un salto siendo impulsado por su pierna derecha que hace exhibir la fuerza que ha empezado a ganar luego de tanto esfuerzo en intensivas prácticas de las artes marciales chinas como el Kung-Fu que era una especialidad natural de su familia desde tiempos ancestrales, flexionando sus piernas luego de tal salto para reducir el impacto de tal caída que posee y luego colocarse en postura erguida frente al joven que recién llega.

-Estuvo muy mala esa broma… Matthew-

Bing quien ha identificado al joven como Matthew, el mismo que le informo el día de la muerte de su hermana la presencia de la marina en su casa, asi que dentro de todo le tiene una gran aprecio por su valor y honestidad en los años que vivieron en la isla, pero sus palabras le hicieron sonreír levemente al joven de tonalidad oscura, por lo que parece no preocuparse por lo que pueda hacerle pues sabe que la recompensa que ya existe en su nombre es bastante alta para ser un pirata normal, ni tampoco un descendiente de la enigmática familia D. que suele decirse que son los únicos sobrevivientes de la era oscura.

-Tranquilo Bing Long, imagino que… ¿Quieres ver a tu hermana?-

Mostrando una leve sonrisa en sus labios al escuchar que el si le recuerde solo inclina de modo vertical para asentar que él desea ver la tumba de quien fuese en vida su hermana menor, Xi Yang Long para luego iniciar y una suave pero firme caminata hacia el noroeste de su posición actual, junto a su paso perdiéndose entre la multitud de personas que fluyen en la ciudad más grande de East Blue, mientras este transitaba entre ellos no mostraba cambio en su forma habitual de ser, en cambio Matthew que le acompañaba se mostraba no solo más adulto sino bastante alegre de caminar a su lado nuevamente, mientras el astro rey se mostraba inclemente ante ellos, luego de varios minutos caminando bajo el mismo haciendo que se muestren algo cansados de  la caminata y el exceso de personal, llegan al cementerio de la ciudad, lleno de estatuas, mausoleos y cruces, en una colina bastante cuidada y con un bello césped natural que hace parecer un paraíso a ese lugar donde las almas de los fallecidos pueden ver sus cuerpos de antaño,  sin tener que andar mucho se acerca a la tumba de ella donde tenía una placa con el nombre de ella inscrito pero nota que el césped a su alrededor estaba algo fresco como si recientemente estuviese plantado por lo que eleva su ceja derecha para luego virar su rostro hacia Matthew y preguntar

-Matthew ¿Has visto alguien venir por aquí recientemente?-

Matthew quien se acercaba a traer un poco de agua para refrescar la placa de Xi yang, en lo que le escucha eleva su mirada al cielo y eleva su derecha hacia su nuca para rascarse como quien estuviese pensando en quienes había visto en ese lugar y en ese momento empieza a contar sobre las personas que logro divisar recientemente

-Pues al que siempre vigila el cementerio, a unos amigos y…-

Un tono suspensivo queda en sus labios que hacen que muestre un cierto grado de preocupación, como no se había notado en al menos tres años y bajando su mirada para ver ese rostro por parte de Bing, Matthew finaliza

-…Unos oficiales del gobierno y la marina-

En ese momento se muestra lleno de duda y asombro, pero esto  se mueve  en su cabeza de tal forma que su ser comienza a mostrar un gran rastro de ira, su aura se torna gélida y llena de un instinto asesino que no tenía precedente en él, Matthew que lo acompañaba se impresiona un poco al ver el gran progreso de el y solo murmura.

-Ya veo por qué tienes esa recompensa por tu cabeza-

En ese momento empieza a retomar la conciencia de lo que sucede y se muestra llena de determinación para luego acercarse a él y extendiendo su mano derecha al hombro izquierdo de Matthew para luego inhalar y exhalar para mostrar que se calma por completo para decirle

-Lo siento, no es tu culpa… la promesa de hace tres años sigue en pie, pero por ahora no podemos vernos más hasta que sea el momento adecuado-

Matthew notando que se encuentra calmado muestra una leve sonrisa asiente a las palabras de Bing, para luego ver como la retira y simplemente le acota con un tono triste

-Nos veremos pronto, buen amigo-

En ese momento el ahora capitán pirata de la tripulación conocida en estos momento como “Pfeil von Meer” comienza a caminar hacia las afueras del cementerio con unos pasos que se sentían gélidos pero suaves como una pluma, y en cuestión de un par de minutos el joven moreno de orbes oscuros pierde en la mirada al joven asiático que se regresa al muelle para ver si esta su tripulación e irse nuevamente de la isla, sin imaginarse que se puede encontrar todavía muchas sorpresas que podrían ayudarle en la isla, como nuevos compañeros de viaje.





avatar
Bing Long

humano
pirata luchador navegante

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.