Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Crónicas de Argandia | Élite |
Dom Feb 22, 2015 9:14 am por Invitado

» Anime Rol (Afiliación Elite solicitada )
Miér Jul 23, 2014 11:45 am por Invitado

» Heroes of Xandor {Afiliación Normal}-Apertura-
Miér Jul 23, 2014 3:26 am por Invitado

» Comfirmación Elite: Imitation Black
Jue Jul 03, 2014 12:30 am por Invitado

» Naruto Rol [Élite] - ¡Recién abierto!
Dom Jun 29, 2014 12:29 pm por Invitado


¡Fuego! Los nobles están en peligro. [FIC ♦ Parte 2]

Ir abajo

¡Fuego! Los nobles están en peligro. [FIC ♦ Parte 2]

Mensaje por Alvaro Garay el Lun Mar 24, 2014 11:37 pm

¡Fuego! Los nobles están en peligro.
"La revolución no se lleva en los labios para vivir de ella, se lleva en el corazón para morir por ella."
Parte 2
La posición de Branden fue cambiando poco a poco, parecía estar haciendo ejercicios de respiración. La mirada que ahora poseía, su semblante... cambió a uno más serio y decidido, casi que enfadado se podría decir. Separó un poco las piernas y flexionó estas levemente, adelantó el brazo derecho y puso el izquierdo en puño contra su cintura del mismo lado, asemejando la posición de una de las tantas maestrías de Artes Marciales que yacían repartidas por el mundo. — Hemos venido hasta aquí para llevarte a la cárcel, Branden... — decía yo en un tono serio también. El fuego pronto sería apagado por el resto de Marines que llegarían, y por la guardia privada del Reino, por eso no debíamos preocuparnos... no demasiado. La gente inocente se refugiaba en sus hogares, y los Nobles que repudiaban a todo ser inferior a ellos ya no estaban siquiera en la ciudad, habían huido por pasajes secretos ocultos entre las cloacas de la ciudadela, ahora solo restaba derrocar el terror que aquellos malditos Revolucionarios habían causado. — No me llamen así... soy el Puño de la Estrella del Este. ¡Si no están con la revolución, están contra ella! — dijo bastante decidido alzando el tono de voz en demasía. Pareció tensar los músculos, y de un momento al otro arremetió hacia nosotros. Sin embargo, su velocidad nos abrumó, ya que en menos de dos segundos habiendo una distancia de diez o más metros entre nosotros, nos alcanzó sin derramar ni una gota de sudor. Abrió los ojos en demasía, y exclamó el nombre de una técnica... o al menos eso pareció en ese momento.
¡Amanecer de las Mil Estrellas! ¡WATA TATATATATA! — en un tono agudo y muy poco serio empezó a lanzar una seguidilla veloz de lo que a simple vista parecían mil golpes, dirigidos a nuestros cuerpos parado firme con las piernas separadas. Damon bloqueó la mayoría de los golpes con el ancho filo de su mandoble, Mark fue el que salió peor parado ya que no pudo bloquear demasiado con esas tonfas y la velocidad que llevaban sus puñetazos eran mayor a lo que él podía simplemente prevenir por lo que recibió gran parte de ese ataque. Mientras tanto yo prevenía los que podía con la funda de mi Katana y algunos lograba esquivarlos a tiempo, otros impactaban en mis hombros y estómago causándome un daño moderado pero no demasiado jodido. Sin embargo, cuando aquellos golpes se detuvieron y parecía que iba a atacar de nuevo, nos dimos cuenta que habíamos sido empujados hacia atrás al menos un par de metros o tres ... sí, aquella fuerza habían tenido los golpes, inclusive se notaban las huellas de nuestros pies clavados en el asfalto rompiendo este al paso. Damon por su lado respiraba agitado, parecía que el aguantar esos golpes había sido un poco pesado inclusive para él. — Uff... ¿y este quien es, hijo de una gallina? ¿Qué carajos han sido esos gritos? — cuestionaba él mientras miraba fijamente a aquel hombre, Branden... el cual yacía inamovible en su posición, respirando tranquilamente. Yo envainé mi Katana... sospechaba que era hora de darle uso a aquel regalo que hacía unos días había recibido de aquel Vice-Almirante, Sephiroth; "Ten este Bö, una de sus puntas está hecha de Kairoseki sin refinar... úsalo sabiamente, Marine... considérelo como ya he dicho, un regalo."

"Claro que le daré un buen uso... lo usaré ahora mismo..." — murmuraba sonriendo de medio labio, para luego inmediatamente agarrar aquel Bö que el mismísimo Sephiroth me había dado días atrás, o bueno... enviado, seguramente al ser un Vice-Almirante tenía más responsabilidades para atender que entregarme un arma con Kairoseki personalmente; Damon sonrió de medio labio con cierto recelo de todos modos y sostuvo su mandoble firmemente. — ¿Así que tienes un nuevo juguete, Alvarito? ... Venga, dale un buen uso. — decía él para luego arremeter rápidamente hacia Branden, el cual ya se preparaba para recibirnos con puños cerrados. Damon arremetió por la derecha, mientras que yo por la izquierda, ambos atacamos en descompás, aunque se notaba que aquel tipo no derramaba ni una gota de sudor esquivando nuestros ataques, dejando en claro que poseía el Haki Mantra, el mismo que poseía Crow luego de que recibimos el informe completo de aquel sujeto. No me sorprendía que un hombre de tal recompensa como Branden, fuera poseedor de tal habilidad, era algo... predecible por así decirlo; Cada golpe que lanzábamos o tajo por lado de mi compañero eran esquivados con gran habilidad teniendo en cuenta lo fornido del cuerpo ajeno. Pero algo tomó desprevenido al Revolucionario, y fue que en su excesiva confianza se había olvidado de que Mark, por más lastimado y jodido que haya quedado luego de esa seguidilla de golpes que recibió en gran parte, con algunas costillas fisuradas o rotas en definitiva, aún se veía apto para luchar. Este apareció por atrás y fue el tercero en discordia, atacando por la espalda a Branden y dándole un potente golpe en la tercer vértebra de la nuca usando sus tonfas de titanio, lo cual dejó bastante mareado a Branden aunque de todos modos se dio vuelta dándole un potente puñetazo en el pecho a Mark, el cual sacándole el aire y haciéndole escupir sangre, expulsándolo unos cuantos metros hacia atrás impactando en un ventanal el cual atravesó y se perdió en el interior de aquel local, sin dar muchos indicios de que estuviese consciente.

Sin tardar, Damon lanzó un tajo ascendente cuando Branden estuvo distraído, y yo le lancé un golpe bastante potente en la cabeza. Damon logró hacerle un tajo profundo en el pecho atravesando este en diagonal, mientras que mi Bö impactó con potencia sobre su cabeza dejándole aún más mareado. Quedó arrodillado en el suelo con la rodilla izquierda apoyada en este, arrugando el ceño notablemente mientras nos miraba. — Ríndete, Branden... no eres más que un estorbo para la Revolución, te ha capturado la Marina... — dije yo, notando como llegaba un grupo más grande de Marines, los cuales no solo se encargaban de empezar a apagar los incendios, sino también de sacar al resto de soldados revolucionarios que quedaban en la ciudadela, notándose en demasía cómo el plan de aquellos sujetos había fallado gracias a aquel espía... que indudablemente había sufrido una suerte diferente a la que merecía. Pero todo lo que brilla no es oro, no se puede cantar victoria hasta que la pele está oficialmente terminada. Branden se notaba herido en orgullo, más aún así, con todo y heridas, mareado como estaba, se levantó de golpe, y con su mirada, mermó nuestra moral... ¿Al final... poseía Haki del Rey, como había pensado? ... Tanto Damon como yo nos desplomamos de rodillas en el suelo, más llegaron a nuestra ayuda varios Marines que apuntaron con rifles al cuerpo de aquel Revolucionario. Este arrugó el ceño y soltó un bufido fuerte. — La Revolución no descansa nunca, Marines... habrán salvado al Reino de Goa y sus nobles, pero eso no significa que sean unos héroes. Para ellos seguirán siendo nada más que escoria... basura, desechos de la vida. — terminaba diciendo él, a lo que directamente comenzó a alejarse de allí, haciendo lo mismo con los demás Marines que se le cruzaban en el camino, inclusive la mayoría se desmayaban. Nos empezamos a levantar... poco a poco, dirigiéndonos lo más rápido posible para ayudar a Mark, el cual yacía inconsciente y con varias heridas punzantes en el cuerpo debido a que impactó de lleno contra aquella vitrina. — Madre que lo parió... qué paliza le han dado, ¿estará bien? — preguntaba Damon, a lo que yo solamente asentí con la cabeza de forma seria, dando a entender directamente de que él era un muchacho fuerte y saludable, seguro no le pasaría nada grave, no parecía tener pedazos de vidrio clavados profundamente o algo por el estilo.

Poco a poco los Marines fueron apagando las llamaradas, y evidentemente los últimos Revolucionarios fueron capturados o asesinados si no había otra opción. Al menos... el Reino de Goa había sido salvado, como tantas otras veces de los ataques Revolucionarios. Si bien podría caber la posibilidad de que volviera a suceder tal y como Branden había dicho, siempre habría Marines listos para derrocar sus planes nuevamente, una y otra vez... cuantas veces fuese necesario realmente. Mark era llevado por un grupo Médico de Marines para ser tratados, a nosotros ya nos habían curado las pocas heridas que teníamos aunque hubiesen sido más bien internas y moretones debido a los golpes. Damon me palmeó suavemente la espalda, sentados en una camilla a las afueras del pequeño cuartel Marine a las afueras del Reino de Goa. — Eh, ¿porqué la cara larga? — preguntaba él, con una cara casi que despreocupada mientras que a mí se me notaba la expresión de orgullo herido. — Se escapó, otro más que se escapa... como Crow, solamente que esta vez no hay ningún Sephiroth que los atrape desde otro lado... — decía en un tono bastante directo y frío, para luego levantarme y alejarme de allí. Damon solamente renegó con la cabeza soltando un sonoro bufido y se dirigió hacia donde se encontraba Mark. Yo me tomaría un tiempo a solas, no días ni semanas, solo unas horas... para recapacitar lo sucedido en aquella tarde, ya el sol estaba cayendo sobre el horizonte tiñendo el cielo de hermosos colores, siendo estos tonalidades de anaranjado, rojizos, violáceos e inclusive azules... todo en un mismo color acompañado con las nubes. Parecía ser... que había completado otra misión con éxito, sin importar... que no hayamos capturado a aquel maldito Revolucionario...



My Paycheck:
avatar
Alvaro Garay

humano
marine espadachin navegante
Tripulacion : -

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.